EXPOSICIÓN: “Calers per perdre” de Carles Sitjar en VisualKorner

En VisualKorner inauguramos la muestra “Calers per perdre” de Carles Sitjar en el marco de la XIII Edición de la Bienal Olot-fotografía. El proyecto fotográfico, un recorrido por las fachadas de tiendas y establecimientos de barrio abandonados, retrata los vestigios de una época dorada que se está extinguiendo: la del pequeño comercio.

“Un día se bajó la persiana y el tiempo se detuvo. Los sedimentos del olvido se fueron depositando al ritmo lento e implacable que exige la terrible belleza de los lugares abandonados.

Un nombre que, tatuado en la fachada había proclamado un modesto éxito, ahora poco a poco se fundía sobre la piedra; a veces ya solo una sombra, a veces arrancado el nombre medio a propósito, una vez hecho el servicio que tenía que hacer, arrasar toda la memoria, todo recuerdo proscrito, gritar no ha pasado, no ha existido, no ha sido”.

Lodeva, Perpiñán, Calatayud, Haro, Figueres o Barbastro, qué más da, esta exposición recoge los fósiles de una época que está desapareciendo: la edad de oro, eminentemente europea, del pequeño comercio, de éxitos modestos pero suficientes como para dar sentido a una vida; con suerte a dos o tres generaciones.
Cuando no hay relieve, cuando el negocio se vuelve obsoleto, el barrio donde está situado pierde atractivo comercial, hasta el edificio se ve rodeado de ininteligibles disputas legales, se produce la fosilización de la tienda, que también desaparece de todo radar humano: las fascinación que producen algunos dinosaurios urbanísticos (parques acuáticos, circuitos de carreras, hospitales) no se da en este caso. 

De la misma manera que hizo Barón Haussmann con la reforma de París a mediados del siglo XIX, y en la que, toda calle y todo edificio derruido fue fotografiado para dejar testimonio de la ciudad vieja, quizá sería bueno conservar testimonios de cómo eran nuestros pueblos y ciudades hace cincuenta años antes de que alguna reforma urbana los acabe borrando del mapa”. 

IMPRESIÓN Y ACABADO

Desde nuestro laboratorio de Barcelona, hemos tenido el placer de preparar las copias que conforman la exposición. Para este caso en particular, el cliente ha optado por imprimir las imágenes con Hahnemühle German Etching 310 gr, un papel 100% alfa celulosa con una superficie lisa aterciopelada de estructura muy fina. Este papel, originalmente destinado a los grabados, es uno de los soportes más utilizados mundialmente para la reproducción de obras de arte y fotografías artísticas.
Como acabado, se ha adhesivado la imagen a un soporte de foam Kapa, un panel ligero con un núcleo de espuma de poliuretano y ph neutro que ofrece una relación óptima entre un peso reducido y una buena estabilidad.

(Texto original)
“Un dia es va abaixar la persiana i el temps es va aturar. Els sediments de l’oblit es van anar dipositant al ritme lent i implacable que reclama la terrible bellesa dels llocs abandonats.

Un nom que, tatuat a la façana havia proclamat un modest èxit, ara a poc a poc es fonia sobre la pedra; de vegades ja només una ombra, de vegades arrencat com si es volgués, un cop fet el servei que havia de fer, arrassar-ne tota memòria, tot record proscrit, cridar no ha passat, no ha existit, no ha sigut”.

Lodève, Perpinyà, Olot, Calatayud, Haro, Figueres  o Barbastro, tant se val, aquesta exposició és un recull de fòssils d’una època que està desapareixent: l’edat daurada, eminentment europea, del petit comerç, d’èxits modestos, però suficients com per donar sentit a una vida; amb sort a dues o tres generacions.

Quan no hi ha un relleu, quan el negoci es torna obsolet, el barri on està situat perd atractiu comercial, fins i tot si l’edifici es veu embolicat en inintel·ligibles disputes legals, es produeix la fossilització de la botiga, que també desapareix de tot radar humà: la fascinació que produeixen alguns dinosaures urbanístics (parcs aqüàtics, circuits de carreres, hospitals) no es dóna aquí.

A la manera del Baró Haussmann amb la reforma de París a mitjans del segle XIX on tot carrer i tot edifici enderrocat va ser fotografiat per deixar testimoni de la ciutat vella, potser seria bo conservar testimonis de com eren els nostres pobles i ciutats fa cinquanta anys abans de que alguna reforma urbana els acabi esborrant del mapa.


Qué? Exposición fotográfica ‘Calers per perdre’ de Carles Sitjar

Cuándo? Hasta el 25 de agosto

Dónde? VisualKorner (c/Balmes, 354, bajos)

Cuánto? Gratis

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *